lunes, 11 de abril de 2011

Cumpleaños y crisis

Coincidiendo con el primer año del blog, navegando en el vasto e inmenso océano de Internet, encontré otro blog sobre emprendedores. No es la primera vez que encuentro páginas o blogs que tratan temas similares. Pero si es la primera vez que siento en serio que estoy haciendo castillos en la arena mientras otros se dedican a construir rascacielos. Puede ser un tanto exagerado, pero sé reconocer cuando otra persona tiene más conocimientos, más experiencia, tiene su sitio mejor organizado y muchos más etcéteras que lastiman seriamente mi ego. Después de ver un sitio web que, a mi criterio, era mucho mejor que el mío, lo primero que pensé fue que me convenía tirar la toalla. “Si acá lo hacen cien veces mejor que yo, ¿para me voy a seguir esforzando?” – pensé. Así de frágil es mi ego a veces. Pero por suerte, después seguí pensando. Y me di cuenta que estaba cometiendo no uno, sino dos enormes errores al pensar así.
El primero es que, si cada vez que encuentre alguien que hace las cosas mejor que yo, voy a pensar que me conviene abandonar, entonces nunca me voy a superar a mí misma. Con esa línea de pensamiento, no hubiera habido artistas que se hubieran animado a pintar después de ver las grandes obras de Miguel Ángel Buonarroti o Leonardo Da Vinci. Quien se hubiera animado a escribir después de leer las obras de William Shakespeare. Que poeta se anima a componer versos después de leer a Alfonsina Storni, Pablo Neruda, o Mario Benedetti. Y cómo animarse a continuar la obra que Gaudí dejó inconclusa en el templo de la Sagrada Familia en Barcelona. Resumiendo: que alguien lo haga mejor, no nos hace menos. Sólo significa que aún nos queda mucho por aprender.
El segundo error es que una de las principales, y más importantes claves del éxito en cualquier tarea que emprendamos es la perseverancia, no el abandono. Además, encontrar gente capaz y talentosa en nuestro camino nos posibilita aprender mucho de ellos. La vida es un viaje de aprendizaje. Si la aprovechamos o no, es decisión de cada uno. Hasta la próxima.

Yo Conmigo es del genial Fabián Salazar

2 comentarios:

Zirta dijo...

Hermosa reflexión, Romi, es JUSTO lo que necesitaba leer. Muchísimas gracias por compartirla, un abrazo <3

Karl Taüfer dijo...

¡Excelente forma de pensar! Nos inspiras a los demás con estas palabras de igual forma ;)

Y me ha encantado el comic que has dejado de referencia al tema =P... Nada como un buen helado para levantar el ánimo ;P

(Siento que tu pajarito azul me está acosando...)

¡Sigue por favor! Nunca te rindas ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...