martes, 24 de julio de 2012

Pasión por emprender


Andy Freire comienza su libro Pasión por emprender derribando mitos: “No hace falta ser rico ni joven ni haber necesariamente pasado por la universidad para emprender. Lo que sí se necesitay esto sí es irremplazable- es tener coraje y convicción en lo que uno quiere emprender.” A partir de su experiencia personal como emprendedor nos brinda una serie de valiosos consejos aplicables a nuestro contexto y nuestra realidad, y como sortear los obstáculos que se nos presenten. Tome nota:

1. Visitar a todos los empresarios que quieran recibirte: “Es un ejercicio que sugiero hacer, como disciplina continua, a toda persona que llega a su último año de estudios” Creo que no hace falta estar en el último año de estudios para establecer contacto con una persona o una empresa. Siempre podemos aprender algo importante de otra persona con experiencias y conocimientos que no poseemos. Y cuando eso suceda debemos agradecerle el tiempo que nos ha dedicado. Algo muy importante a tener en cuenta es nunca subestimar a nadie: no hace falta que sea un gran empresario para que podamos aprender algo de él o ella, todas las personas que tenemos a nuestro alrededor pueden enseñarnos algo valioso, aún incluso sin proponérselo.
2. Tener en claro lo que quieres: Tener en claro lo que queremos debería ser simple si nos hacemos la pregunta correcta. Uno de los empresarios que asesoró a Andy Freire con respecto a su carera le hizo la siguiente pregunta: “¿Que querés ser: el presidente de Citibank o el dueño de pochochos Freire?” Cada uno deberá pensar su respuesta a esta pregunta. Una vez que estamos seguros de lo que queremos podemos establecer los pasos para alcanzar nuestra meta. Muchos autores de libros motivacionales recomiendan tener nuestra meta final escrita, dibujada o en fotos, para poder visualizarla con facilidad cuando nos asalten las dudas acerca de lo que estamos haciendo.
3. Buscar ideas simples y hacerlas mejor que nadie: No hace falta tener una idea genial para emprender, sino una idea simple y una buena implementación.
“La clave no está en la originalidad de la idea. El éxito proviene de  haberla implementado mejor que los demás” Advertencia: Tener una idea con potencia no significa tener el éxito asegurado. En una buena implementación está la clave.
4. Reunir toda la información posible: Podemos empezar hablando con gente que ya trabaja o conoce el rubro del negocio que nos interesa dedicarnos. Mientras más fuentes consultemos y más variadas sean, tendremos más y mejor información. Y nunca está de más leer toda la información que podamos obtener sobre el negocio que deseamos emprender. Hoy gracias a Internet tenemos al alcance de la mano muchísima información gratuita sobre los más variados temas. OJO, es importante saber discernir, ya que no toda la información que se encuentra en Internet es genuina Pero mientras mas investiguemos, más conoceremos y habrá menos chances de confiar en información errónea.
5. Tener un plan B: No se trata de ser pesimista y creer de antemano que las cosas nos saldrán mal. Se trata de ser flexible si las circunstancias nos llevan a modificar un poco nuestro proyecto original para que se adapte a nuestra realidad actual, siempre y cuando eso no afecte la concreción de nuestros objetivos.
6. Aprovechar todas las oportunidades: Si surge una oportunidad de aprender algo nuevo que puede ser de provecho en el futuro, hacer un nuevo contacto, o aprovechar cualquier cosa que mejore la calidad o la eficiencia de nuestro negocio, no debemos dejar pasar la oportunidad. Es importante estar receptivos para saber distinguirlas cuando se nos presentan.
7. Definir nuestro foco y la ecuación de valor: Definir nuestro foco significa saber a que sector del mercado vamos a dedicarnos, es decir, quienes van a ser nuestros clientes.  La ecuación de valor abarca las características que hacen a nuestro negocio único, que nos diferencian de otros.
8. No tercerizar el armado del plan de negocios: Redactar un plan de negocios puede ser engorroso (como he podido comprobar), pero a la vez indispensable. Y no es algo que pueda hacer otro por nosotros. “¿Cómo vas a entrar en un mercado, a dedicar tu tiempo, tu pasión y tu corazón, basado en lo que dice otro al respecto?”
9. No bajar los brazos: El emprendedor debe tener una actitud de compromiso para superar las dificultades. A la hora de enfrentar los problemas debemos pensar en si vale la pena alcanzar nuestro objetivo.
10. Estar convencido: “Nunca debemos dejar que el hecho de no conseguir capital sea una limitación para emprender.” Si estamos convencidos de que nuestro proyecto vale la pena, superaremos cualquier dificultad para llevarlo a cabo.
11. A la hora de formar un equipo, busque a los mejores: “Los talentos no sobran: siempre busca gente talentosa para tu equipo.”

Estos son a grandes rasgos, los consejos para los emprendedores que a lo largo del libro nos brinda Andy Freire. Y como último consejo, yo agregaría actuar y perseverar: por un lado, no hay que dejar que los posibles temores nos impidan avanzar, y por el otro, que ningún obstáculo que se nos presente nos deje a mitad de camino. Hasta la próxima.

2 comentarios:

terrenos enelperu dijo...

Muy buenos tips, gracias, son de ayuda.
Venta de terreno Lima

Anónimo dijo...

Muy buenos consejos! Pero que molesto el pájaro de Twitter que vuela por delante del texto que estoy leyendo!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...